Murakami es uno de los escritores surrealistas más representativo de la actualidad y una de las figuras más relevantes de la literatura postmoderna. Fue nominado varias veces al Premio Nobel de literatura, y otra vez, ha quedado sin poder acceder al galardón. 

Haruki Murakami nació en Kioto el 12 de enero de 1949, es autor de novelas, relatos y ensayos. Es lingüista, traductor, atleta y profesor universitario. Las valoraciones de sus obras son ambivalentes, aunque en general la crítica es positiva. 

Ha conseguido numerosos premios: Franz Kafka (2006), Mundial de Fantasía (2006), Jerusalén (2009) y el Hans Christian Andersen de Literatura (2016). 

Características murakamianas 

El Manifiesto surrealista de Breton define el surrealismo: 

Automatismo psíquico puro a través del cual se intenta expresar de manera oral, escrita, o a través de cualquier otro método, el funcionamiento real del pensamiento. En ausencia de cualquier control ejercido por la razón y exento de cualquier exigencia estética o moral. 

En literatura se usaba la escritura mecánica, es decir, se escribía todo lo que viniera a la mente sin detenerse a pensar siquiera en lo que se estaba escribiendo. La idea era apoyar la libre expresión y la liberación del subconsciente. 

En la escritura poética es posible yuxtaponer una gran cantidad de imágenes llamativas, que no tienen por qué guardar relación entre sí, pero que pueden generar distintos tipos de reflejos inconscientes en el lector. 

De esta manera se consigue una conexión atemporal entre escritor y lector, que se repite con variaciones, en las relecturas. 

Lo curioso y lo que causa curiosidad en el lector, característico de las obras de Murakami, está siempre muy bien hilvanado y todo encaja en su justo lugar, en el momento indicado. Lo sorprendente y efectista de sus desenlaces, además de la natural pulcritud de su sintaxis, es definitivamente la trascendencia de las situaciones creadas y el impacto que genera en el absorto lector. 

En el bagaje surreal de Haruki Murakami brillan camuflados los surrealistas de todos los tiempos: Ramón Gómez de la Serna, Vicente Aleixandre, José María Hinojosa, Rafael Alberti, Miguel Hernández… en España; Braulio Arenas, César Moro, Octavio Paz, Xavier Abril, Alejo Carpentier, César Vallejo, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar… en Latinoamérica. 

Bibliografía

  • Escucha la canción del viento: 1979
  • Pinball 1973: 1979 
  • La caza del carnero salvaje: 1982 
  • El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas: 1985
  • Tokio blues: 1987 
  • Baila, baila, baila: 1988 
  • Al sur de la frontera, al oeste del sol: 1992 
  • Crónica del pájaro que da cuerda al mundo: 1995 
  • Sputnik, mi amor: 1999 
  • Kafka en la orilla: 2004 
  • 1Q84: 2009 
  • Los años de peregrinación del chico sin color: 2013 
  • La muerte del Comendador: 2017 

(Fechas de publicación de originales en japonés)

El Nobel de literatura 2020 

Este año le tocó a Louise Glück, y su sobrada poesía de urbana calidez y metas nítidas así lo ameritan. 

Pero a Murakami lo siguen nominando y a Murakami lo siguen rechazando, incluso Dylan consiguió reconocimiento, cuando ni siquiera tenía que haber estado en las contemplaciones… como opinan sus seguidores en las redes, que por enésima vez siguen clamando por justicia. 

¿Qué misteriosos e intrincados motivos mueven a la Excelsa, se preguntan anonadados, a derretir del plano literario a escritores de profundas sensibilidades, que ahora pasan a segundo plano, el mes que viene ya han sido olvidados y el año próximo ni siguiera figurarán entre los nuevos candidatos? 

Interesante sería conocer las razones por las que la Academia rechaza las nominaciones de innumerable cantidad de escritores que, tal vez, quizás, algún día, en alguna otra oportunidad, con la ayuda de seres intergalácticos vuelvan a tener la posibilidad de participar de la contienda. 

 Murakami estudió literatura y teatro griegos en la Universidad de Waseda, y allí conoció a su esposa, Yoko. Trabajó en una tienda de discos, como uno de los personajes de uno de sus libros y abrió un bar de jazz, el Gato Pedro, en pleno Tokio. 

Murakami destaca la influencia que han tenido en su escritura algunos autores como Raymond Carver, F. Scoot Fitzgerald o John Irving, a quienes considera maestros de las letras. 

En su tierra natal, Japón, su literatura es pop, humorística y surreal. Pero refleja la soledad y el ansia de amor de las personas de una manera que conmueve a sus lectores orientales y occidentales. 

Murakami es capaz de ofrecer un mundo de oscilaciones permanentes entre lo real y lo onírico, entre lo placentero y lo oscuro.